Viajes

Visita a Bogotá

Pin
Send
Share
Send



El centro histórico de la ciudad es parecido a capitales como Lima o Quito y la situaría entre éstas en cuanto a esplendor de arquitectura colonial, superando a Lima pero sin llegar al grado de concentración de monumentos por metro cuadrado de Quito o Cuenca, en Ecuador.

Podéis tomar cualquiera de los autobuses urbanos que os llevan a La Candelaria y comenzar a caminar por sus concurridas calles. Simplemente vagad por unas y otras, zigzagueando y parándonos en los rincones que más os llamen la atención. Tomaros un café en cualquiera de los pequeños bares o cafeterías que salpican el barrio y en algún momento desembocaréis en la plaza principal de la ciudad: la Plaza Bolívar. En ella confluyen la Catedral Primada, el Palacio de Justicia, el Capitolio Nacional, la Alcaldía Mayor, la Casa del Cabildo, la Capilla del Sagrario y el Palacio Arzobispal. Este conjunto tan diverso simboliza la disputa entre estilos modernos y clásicos y poderes públicos y eclesiásticos.

Estando parados allí, se nos acercó un abuelete que nos explicó parte de la historia de los distintos edificios y nos escribió un par de poesías al vuelo. Esa misma noche nos lo encontraríamos cerca de la zona de marcha mientras nos tomábamos unas cervezas. Cosas que tienen las ciudades de 7,3 millones de personas.

Para los que gusten de museos tienen el de Botero, el Museo del Oro -presente en casi todas las capitales sudamericanas por las que pasé- y el Museo Nacional de Colombia entre muchos otros.

También podéis oxigenaros un poco en el Jardín Botánico o el Parque Simón Bolívar, donde podréis encontrar zonas verdes por donde correr o pasear, y pistas para practicar deportes.

En algunas de las calles adyacentes a La Candelaria los Domingos se monta un enorme mercadillo donde se vende de todo un poco, en su mayor parte películas, juegos y música pirateada, cosas para la casa, ropa y algunos libros y objetos curiosos. Lo mejor de todo son los espectáculos que montan algunos para sacarse unos pesos, como las apuestas en carreras de hamsters, los que retan la habilidad futbolística de la peña poniendo una portería enana en la que tienes que marcar gol sin tirar ninguno de los botes puestos en medio o los tenores que simplemente deleitan a los transeúntes con sus voces melodiosas.

En cuanto a gastronomía, fiesta, alojamiento y transporte, os lo dejo para los siguientes artículos.

Un apunte útil es que os llevéis ropa de abrigo porque no es la típica ciudad tropical como muchos pueden pensar. Bogotá es la tercera ciudad más elevada del continente sudamericana y su temperatura máxima y mínima media es 18 y 6 grados, respectivamente. La verdad es que por la noche nunca os sobrará una chaqueta o un buen jersey, independientemente de la época del año en que vayáis.

La verdad es que viví buenos momentos en Bogotá, sobretodo porque tenía algunos conocidos locales, cosa que siempre te hace conocer y disfrutar mejor el lugar. Ahora uno de mis mejores amigos me quiso matar de envidia cuando me dejó caer que lo destinaban, por cuestiones laborales, a la capital colombiana. ¡Llegó hace 2 días y ya espero impaciente su primer email!.

Pin
Send
Share
Send