Viajes

Visitando Brno, capital de Moravia del Sur

Pin
Send
Share
Send


Ayuntamiento de Brno

Cuando uno se acerca a Brno, la bella catedral de San Pedro y San Pablo se levanta inexpugnable sobre la colina de Petrov. Así lo debieron de ver también los soldados suecos cuando sitiaron la ciudad en 1645, durante la Guerra de los Treinta Años. Brno fue la única ciudad del centro de Europa que resistió el envite.

Durante los siglos XVIII y XIX Brno floreció gracias a la industria textil y muchos de los arquitectos que estaban perfilando la bella e imperial Viena fueron reclutados para trabajar en la capital de Moravia del Sur. La prosperidad continuaría en el siglo XX hasta las guerras mundiales y la llegada de la oscura etapa comunista.

Hoy en día, Brno es la segunda ciudad más grande y habitada de la República Checa, sede del poder judicial y cuyo ambiente estudiantil le da un toque desenfadado a su arquitectura monumental.

Llegamos al centro de Brno en un gris día de marzo, dejamos las cosas en el hotel y salimos a explorar esta ciudad que tanto tiene que ofrecer al viajero. Aquí os dejo mis impresiones sobre los mejores lugares que ver en Brno:

Catedral de San Pedro y San Pablo

El gran Petr, uno de los mejores guías que tuve jamás, nos llevó a comenzar nuestra visita a Brno por la catedral de la ciudad. Rodeábamos el exterior mientras nos explicaba sus características barrocas y góticas pero lo que se quedó grabado en mi mente es la historia sobre el papel de la catedral durante el sitio de 1645.

Los soldados suecos tenían sitiada la ciudad desde hacía 4 meses. El general sueco estaba harto de la situación y comenzó a pensar que era imposible quebrantar la resistencia de las tropas checas, comandadas por un general francés. Finalmente, decidió lanzar un ataque definitivo en la mañana del día 15 de agosto. Antes de ello, había prometido que si no lograba tomar la ciudad al mediodía abandonarían el sitio y se marcharían. Un jornalero escuchó esto y llegó a la ciudad utilizando los túneles secretos que aún hoy existen en Brno. La noticia llegó al general francés justo a tiempo.

El ataque de los suecos fue tan feroz que sobre las 11 de la mañana la situación era realmente desesperada. El francés ordenó entonces que las campanas de la catedral repicaran 12 veces en lugar de 11, anunciando la llegada de un mediodía para el que realmente aún faltaba una hora. La treta salió bien y los suecos detuvieron el ataque, convirtiendo a Brno en la única ciudad centroeuropea que aguantaba un sitio así.

Vamos, que ni escrito por un guionista de cine. Desde entonces, en Brno a las 11 se escuchan las 12 campanadas.

El antiguo Ayuntamiento (Stara Radnice)

Vistas desde la torre del antiguo Ayuntamiento

Video: Qué Ver y Hacer en BRNO y las CUEVAS DE PUNKVA - #2 VIAJE A REPUBLICA CHECA Y ESLOVAQUIA (Diciembre 2022).

Pin
Send
Share
Send