Viajes

El lago y la ciudad de Awassa en Etiopía

Pin
Send
Share
Send


Excursiones en barca en el lago

Las imágenes que durante los años 80 inundaron las pantallas de los televisores del mundo occidental nos mostraron Etiopía como un país pobre, árido y donde la gente moría a miles cada día. Parecía el mismísimo infierno terrenal.

Sin embargo, aunque es cierto que los años de terrible sequía arruinaron las cosechas y diezmaron a la población, Etiopía es un bello país de montañas, ríos y lagos que tras la época de lluvias se nos muestran a la vista como auténticos vergeles de vida.

A orillas de algunos de esos lagos que salpican el país se han establecido ciudades cuya economía depende, en gran medida, del turismo nacional. Sí, amigos, Etiopía no es un país destrozado donde todo el mundo es pobre. Aquí también existe la clase media y media-alta y no son pocos los que utilizan sus vacaciones para pasar unos días en familia en algún lugar del país.

Aunque Bahir Dar , a orillas del mítico lago Tana (el más grande de Etiopía y con una rica historia, plagada de ritos y leyendas), es el destino nacional preferido por la mayoría de etíopes, unos 270 km al sur de la capital, Addis Abeba, es otro lago el que aglutina hoteles, restaurantes y zonas de ocio. En Awassa (Awasa o Hawassa), dicen los etíopes, la vida tiene otro color.

Orden dentro del caos

Cuando llegué a la estación de autobuses de Awassa proveniente de la caótica Shashemene me dí cuenta de que algo era distinto. Se trataba de una de las vías principales de la ciudad y el gentío habitual que ocupa las calles de las urbes etíopes estaba allí, pero todo parecía moverse dentro de un cierto orden, tan complicado de encontrar por estas latitudes.

Conforme fui avanzando con la mochila a cuestas por las calles del centro vi que los comercios, restaurantes e incluso los colegios, parecían tener mejor pinta que en la capital u otras ciudades por las que había pasado. Tampoco yo llamaba tanto la atención. Cuando me crucé con el cuarto blanco en media hora de camino, entendí el porqué.

Pin
Send
Share
Send